Echoes-Port. Copyright John Howe 2005 El Castillo de Tyntagyl: Qué más esperar?

sunnudagur, apríl 20, 2008

Qué más esperar?

Buscando a la mujer perfecta... o cuando menos la que es para uno... pero el panorama es desolador.
Es increíble, juré y comí mocos que esta era la indicada, una mujer madura, con los pies en la tierra, centrada... no... resultó ser una verdadera zorrita. Una mujer con el autoestima en el piso, con un amor propio nulo, una mujer que no puede estar sola, que siempre necesita saber que hay algún tipo detrás de ella bien sea para invitarla a salir o para comérsela. Resultó ser una niña que no tiene la más mínima idea de lo que quiere, que sigue rebotando de un lado a otro -o de un hombre a otro- desde los 15 años. Una persona que le tiene miedo a algo estable. Una persona que no vale la pena.
Esto me puso a pensar mucho... me doy cuenta que desgraciadamente ella no es la única... que tristeza. Parecería que ahora todas las mujeres son así, pero ojo, digo "parecería" porque no estoy generalizando, tampoco quiero que las mujeres que sé que me leen, que conozco y que se que son mujeres muy especiales, crean que estoy diciendo que "tooodas las viejas son unas %$$#%$" no, ni más faltaba, porque sé perfectamente que no todas son así, pero quiero hacer una pequeña reflexión acerca de todo esto.
La verdad no entiendo... siempre he tenido a las mujeres en un pedestal muy alto. No entiendo por qué ahora es la manía de muchas mujeres de hacer un montón de perradas y vainas tan bajas... no sé que pretenden demostrar. No sé si tiene que ver con ese cuento de la "liberación femenina" o si de verdad es que las mujeres tienen serios problemas para estar solas.
Una de dos entonces, o malinterpretaron eso de la "liberación" al criticar las actitudes de los hombres, diciendo que "son unos perros hps que juegan con ellas" y producto de eso, terminaron portándose y "rebajándose" a ese nivel haciendo exactamente lo mismo, es decir, portándose como unas hp's e importándoles un culo que piensen de ellas. O lo segundo, que simplemente las mujeres, no todas, no pueden estar solas, y necesitan de un tipo que esté ahí, sea para darles un poco de cariño hipócrita o simplemente para comérselas y así ellas puedan sentirse "amadas", cosa que de verdad, entre las dos que estoy viendo, me parece la más patética de todas... esa falta de amor propio que las hace meterse con cualquier tipo y fingir taparlo diciendo que son "liberadas" y que pueden hacer lo que se les da la gana...
En últimas, ninguna de las dos, a mi modo de ver, es aceptable. La primera porque están cayendo en el mismo argumento que las hace decir que son independientes y libres y que pueden hacer lo que les da la gana como los hombres... pues una cosa es decir eso y hacerlo, pero manteniendose como mujeres respetables y no cayendo en lo que tanto critican y al mismo tiempo convirtiéndose en unas verdaderas putas de quinta (porque las putas decentes son las que tienen que vivir de eso, porque no tienen alternativa) y la segunda porque esa falta de amor propio lo único que les va a traer son desgracias, van a vivir de manera infeliz, a punta de mendigar muestras de cariño de nosotros los hombres y con el mismo resultado: ganándose fama de putas.
Yo no quiero cambiar mi manera de pensar respecto de las mujeres, me gusta portarme bien con ellas, me gustan las relaciones serias... pero si las cosas han cambiado hasta ese punto, yo también lo puedo hacer y, aunque no quiera, puedo tratarlas como lo que se han convertido muchas, no todas: en comida rápida y barata.
Sir Gawain

1 Comments:

Blogger ciego de tierra said...

El estar con una mujer, incluyendo el sexo, es como un concierto.
No porque hayan más conciertos de restregón voy a terminar asisitiendo a ellos. Prefiero esperar años, o lo que sea que tome, hasta que al fin venga un grupo que realmente me guste.

Es una posición complicada, desgasta a veces, y como dicen por ahí la carne es debil, pero se logra, a pesar de que la desilución sea más frecuente que la dicha.
Lo importante es recordar que un par de horas, meses, o cuanto dure, porque también puede ser corto, valen más que cientos de miles de conciertos de una música sexual que no tiene ningun significado ni provecho además del evidente.

16:33  

Skrifa ummæli

<< Home

Nocturna