Echoes-Port. Copyright John Howe 2005 El Castillo de Tyntagyl: Shipëria

mánudagur, mars 24, 2008

Shipëria



"Había un país llamado Shipëria, que traducido quiere decir más o menos "comunidad de águilas", una suerte de "pajarería", con las plumas ensangrentadas al viento, en la tempestad, ah..."

"Una mañana, un labriego de la provincia Seis fue encontrado de bruces en el suelo de barro de su choza, con la ropa rasgada, los cabellos arrancados y heridas en el rostro producidas por sus propias uñas. Todavía estaba vivo, pero no acertaba a dar ninguna explicación acerca de la razón de su proceder. Poco después lo intentó, mas, si la explicación era confusa para él mismo, todavía resultaba menos clara a los oídos de quienes lo escuchaban. Pero más o menos se llegó a entender que el hombre había pasado la noche en un largo combate consigo mismo, y que había sido una pelea terrible, más atroz que si hubiese luchado contra sus propios pulmones, sus nervios y sus venas. Según trataba de explicar, se había batido con las palabras del idioma que llevaba en su interior, que eran pesadas y horribles en su enraizamiento; él había tratado de arrancarlas de sus basamentos para alinearlas de un modo nuevo, pero era difícil, oh, qué difícil, gemía, mostrando las uñas ensangrentadas, como si las hubiese utilizado para arrancarlas. Oh, era casi imposible, casi me quitan la vida.

La gente escuchaba, escuchaba, después se encogía los hombros y partía cabizbaja. Venían otros y observaban al hombre, que agonizaba sin llegar a contar quién lo había herido, y partían también ellos, como los anteriores, suspirando. Eran incapaces de comprender que por primera vez, casi trescientos años después de que hubieran desaparecido sus últimas baladas, aquel hombre había tratado de componer un verso."

Tomado de "El nicho de la vergüenza" de Ismaíl Kadaré.

Sir Gawain

1 Comments:

Blogger ciego de tierra said...

está genial el cuento.
Saludos

20:32  

Skrifa ummæli

<< Home

Nocturna