Echoes-Port. Copyright John Howe 2005 El Castillo de Tyntagyl: De los "doctorismos"

fimmtudagur, febrúar 16, 2006

De los "doctorismos"


Estaba hoy tomándome un café en ese edificio gigante de ladrillo al que le llamamos "la mentira" cuando, en medio de la tranquilidad que se vive en ese ligar a las 7 de la mañana, oí un saludo muy habitual entre los demás humanos que comparten conmigo el diario vivir en tan "importante" claustro, solo que, como siempre, este venía de un estudiante como cualquier otro y se dirigía, en efecto, a otro estudiante del común: "Mi doctor! ¿como está?"

Es tan habitial ese tipo de saludo en el lugar donde me la paso entre semana que, lo confieso, yo mismo lo he hecho. Sin embargo, ahora que lo pienso bien, ese es un saludo con muy poca razón de ser en circunstancias como la anteriormente comentada, pues, ¿desde cuándo se es doctor a los 19 años y después de haber cursado dos semestres de una carrera que hace mucho tiempo dejó de conferir ese título? Es curioso que ahora todo el mundo sea llamado doctor: desde el verdadero Ph. d. hasta el "tétnico" auxiliar de latonería, mucha gente se hace llamar doctor sin merecerlo, y lo que es peor, a veces la gente puede sentirse ofendida si no se refiere uno a ella como doctor/a. Hace dos días estuve en un pseudo-debate entre los candidatos a la "honorable" -circo- Cámara de Representantes donde cada uno de estos era llamdo como "doctor fulano" y "doctora zutana", aun cuando dos de ellos habían estudiado artes o teatro y, hasta donde me acuerdo, ninguna de esas dos carreras le confiere el título de doctor al graduando. Cosa pendeja!

Y es que los doctorismos nos tienen invadidos a pesar de que hoy en día un doctorado se saca hasta 5 años después de haber cursado el pregrado y no sin antes tener una maestría en algo. NO ES FACIL sacar un doctorado. Sin embargo, en mi país todos somos doctores, desde los más insignificantes burócratas hasta la bulímica de turno que presenta la sección de farsándula en el noticiero. Creo que, hoy en día ni siquiera la carrera de medicina confiere el título de doctor sino de médico; hasta la década de los 80 la carrera de ciencias jurídicas confería el título de "Doctor en Ciencias Jurídicas", ya no, hoy en día ésta confiere el título de abogado y punto, si uno quiere ser doctor, es necesario romperse el c*lo y estudiar como nunca se hace para poder lograrlo.

En fin, no sé a qué se deba que todo el mundo quiera hacerse pasar por doctor en este pueblo, ¿será por un poco de consuelo y satisfacción personal? tal vez... Hace mucho una amiga me dijo "La gente se engaña a sí misma y así es mucho más feliz", le doy la razón totalmente. Me parece una falta de respeto con los verdaderos doctores, personas a quienes le confirieron ese título hace tiempo o personas que se han matado para obtenerlo, que sucedan cosas como ésta, que se viven día a día, desde una saludo mañanero hasta la persona a quien vaya dirigida una carta determinada. No voy a decir que "el país está como está" por eso, pues es algo tan mundano que solo merece estas pocas palabras, simplemente encuentro eso patético.

Atentamente

Doctor Sir Gawain

3 Comments:

Blogger Carne de cañón said...

Apreciado Doctor:

Bien lo decía algún alcohólico que conozco: "en este país (Colombia) cualquier hijueputa es doctor". Me parece sabia la frase.

Allá uno para ser doctor, además de ser cualquier hijueputa, debe tener alguna posición de mando, y así no la tenga hasta los desconocidos le dicen a uno "Doctor". A algunos les sube el ánimo y les engrandece el ego. A mí me produce ganas de vomitar.

Una cosa más. Que les enseñen a los estudiantes de Derecho a que sólo llamen Doctores a los que han hecho un Doctorado. A los demás diganles de alguna otra forma, como no se: Usted, licenciado, profesor, maestro, payaso, colega, tigre e incluso perrito. Pero no doctor, a menos que se lo haya ganado.

Dr. Disparo. Ph. D. en Ciencias de lo Absurdo y Patético de la Universidad Esattal de Rwuanda.
(visite mi blog)

08:40  
Blogger Sir_Gawain said...

Apreciado Dr. Disparo

Antes que nada muchas gracias por visitar mi blog, es un verdadero honor tenerlo acá. Haré lo que me sea posible por cambiar semejante payasada que sucede acá.

Sigo visitando su blog con un gusto tremendo, me parece sencillamente fenomenal, tal como dice el doctor Común (Zolo), "Keep up the good work".

Buen viento y buena mar.

Sir Gawain

14:46  
Blogger Natalia said...

Buenas Tardes Doctor:

:D Je,je... pues me gustó mucho este post. Estoy totalmente de acuerdo, en este país todo el que use corbata es llamado "doctor", desde que ostente un cargo superior. Pero pienso que es una cuestión de nunca acabar... la experiencia me ha dicho que las personas más preparadas, con más estudios y más conocimiento son las más humildes y sencillas, no tienen nada que demostrar a nadie. En el caso de la Universidad se sienten muy honrados al ser llamados "Profesor", no importa si en su CV existen maestrias, especializacion, doctorados o PHD's.

El título que obtiene un médico internacionalmente se conoce como MD: Medical Doctor. Lo reconozco, yo llamo "doctor" única y exclusivamente a los profesionales de medicina y odontología. Incluso en la época que trabajé con unos abogados nunca los llamé así.

Pero... no sé, si fueramos realmente estrictos con los títulos y llamáramos doctor a quien hizo un doctorado, entonces tendriamos la misma rigurosidad con los demás títulos de posgrado?

16:58  

Skrifa ummæli

<< Home

Nocturna